La dificultad de enunciar un nosotros sin avasallar la alteridad conforma el núcleo de la actual poética de la artista. Esto se muestra, de manera especialmente reveladora, en una obra elaborada con tubos de neón con los cuales escribe «La libertad es dependiente o no es». Una frase que, en la sencillez de su sintaxis y en lo categórico de su aseveración, tiene la urgencia de esas pintadas callejeras que nacen de una honesta toma de conciencia. La frase supone una contestación al tópico de que los grados de libertad se miden en función de la satisfacción de los deseos individuales; un desplazamiento que nos aleja de los gestos de autosuficiencia y que, más que tantear un reajuste del concepto de libertad, va a incentivar un cambio de perspectiva: la imposibilidad de ser un cuerpo ajeno a los vínculos que nos sitúan entre los demás.


La filósofa Marina Garcés, en el contexto de su inteligente relectura de Merleau-Ponty, ha señalado: «El ser humano es algo más que un ser social, su condición es relacional en un sentido que va mucho más allá de lo circunstancial: el ser humano no puede decir yo sin que resuene, al mismo tiempo, un nosotros» 1 .
En la propuesta de Olalla Gómez este resonar no solo alcanza a la semántica de la frase, sino a la propia metodología participativa del dispositivo. Un sistema de sensores activa la luz de neón al reconocer la proximidad física; pero tal interacción está divida en tres segmentos diferenciados («La libertad» / «es dependiente» / «o no es»), por lo que el accionamiento simultáneo del conjunto solo puede llevarse a cabo desde la experiencia del nosotros. No se trata, sin embargo, de plantear un viaje de lo particular a lo universal, donde el yo se diluya o se mimetice en una colectividad abstracta; lo que propone Olalla Gómez es, en definitiva, conquistar un cuerpo que reaprenda a ver el mundo desde la vida compartida.
1 M. Garcés, Un mundo común, Barcelona, Bellaterra, 2013, p. 29.

                                                                                                                                                     Extracto del texto: Donde no alcanza mi mano [Apuntes sobre la obra de Olalla Gómez] Carlos Delgado Mayordomo 2019.